20 de julio de 2012

Comentarios en torno al libro "El beso de la virreina"

Autor: José Luis Gómez
Editorial: Planeta
Edición: 3ª
Año: 2010
No. de páginas: 382
Idioma: Español
País: México

“De todos los pintores terrestres que la esbozaron ninguno logró plasmar su belleza, ni siquiera ella misma, de esa manera habrá de recordarla el mundo.
Hermosura que no logró meterse en cuadros” (Gómez, 2010: 237)




    


    El Beso de la Virreina, es el título provocativo del libro en torno a la figura de Sor Juana Inés de la Cruz. La portada de la obra muestra a una mujer de escote prominente rodeando con sus brazos a la monja, lo cual en su conjunto, nos remite a pensar que esta novela centrará su narrativa en la misteriosa y polémica historia entre una virreina y la décima musa, hecho que se magnifica con el subtítulo de la novela que reza así: “La historia sugerente y cautivadora de dos mujeres condenadas al placer”. Por ende, la novela adquiere un tinte que se vislumbra erótico entre los dos personajes. No obstante, no ocurre así, estamos ante un mensaje que se antoja engañoso.

    La obra inicia refiriendo los primeros días de sor Juana en la corte virreinal, mostrando a una chica pueblerina; retraída que poco a poco deja entrever sus grandes dotes intelectuales. Estos sucesos dan  principio a una lectura ágil de la novela, entretenida y muy bien narrada que nos remite a la cotidianidad de la Nueva España, con diálogos muy bien logrados, que detallan los usos y costumbres, y por desgracia del trato inferior que reciben las mujeres de todo extracto social o casta, mediante prácticas arcaicas.

    La novela presenta a una sor Juana de belleza singular, dotada de un magnetismo que cautiva a cuanta persona tiene contacto con ella, que contrasta con la belleza robusta; modelo cotidiano que se tenía de las mujeres en el virreinato, hecho que dará pie a envidias cortesanas e intelectuales que deslindan en conjuras y batallas palaciegas y clericales que son bien libradas por la décima musa en la mayoría de las situaciones.


   No obstante, las contiendas más importantes para sor Juana son perpetuadas por ella misma, en una lucha constante con sus monstros internos inmersos de recuerdos dolorosos de su infancia  que originan en Sor Juana, un cuerpo adormecido  que busca como redención el conocimiento, la música y la danza.

    Por tanto, hay un deleite por el saber que sobrepasa los anhelos convencionales; somos participes del deseo de la Asunción por parte de Sor Juana, ese  estado  de conciencia sacro del ser humano, donde se conjunta la corporeidad, el espíritu y el pensamiento. Ese  ideal o estado de gozo para la poeta, que es equiparable,  en mi opinión al Avalón del Rey Arturo. Ese lugar de descanso y tranquilidad después de la vida terrenal, donde los ideales de justicia e igualdad son alcanzados.

   Debo decir, que me es grato leer otra novela histórica entorno a Sor Juana, tratando de encontrar  nuevos aportes. En especial, esta obra cumple el cometido de detallar una sociedad novohispana, donde el desenlace se muestra por demás emotivo. La pregunta resultante es qué tan importante es sustentar una ficción en hechos históricos o hasta dónde se puede ejercer la libertad creativa de un escritor. Esto me recuerda a un extracto de una canción del cantautor Alejandro Sanz[1] que dice “es mi canción no tengo que decir la verdad”…en este caso, claro está, hablamos de un libro. Pero creo que Sor Juana merece con creces una acercamiento lo más veraz posible con su vida y obra.

    Así pues, resulta desconcertante leer hechos en esta obra  bien narrados, pero errados u omisos de los datos que son conocidos en la biografía de Sor Juana. Mismos que aquí enumero:
  • Por ejemplo, el libro relata que la madre de Juana Inés murió cuando la joven vivía con su tía, antes de iniciar en la corte virreinal. Sin embargo, la sorjuanista Margo Glantz ha expresado en entrevistas que al iniciar sor Juana  su vida conventual en San Jerónimo, su  madre le regaló dos sirvientas para su servicio en el claustro.
  • Se narra en el libro que la virreina Leonor de Carreto murió en el Palacio Virreinal de la Cd. De México, motivo por el cual su conyugue renunció al cargo de virrey ante el dolor de la perdida. No obstante, la biografía de Leonor señala  que pereció en Tepeaca, Puebla; cuando viajaba de la cd. De México a Veracruz para embarcarse rumbo a España después del cese del matrimonio a su cargo de virreyes.
  • La obra refiere que Juana Inés es llevada al Palacio Virreinal  por orden de los  Virreyes de Laguna, ante la curiosidad que la monja despertaba en los mandatarios, pero omite, que Juana Inés se encargó de organizar su flamante bienvenida al nuevo mundo, por mandato de altos mandos eclesiásticos, motivo por el cual, la monja jerónima escribió villancicos, diseño un arco triunfal llamado el Neptuno Alegórico  y escribió un larguísimo soneto a manera de explicación del arco que no solo ilumina las alegorías visuales de la construcción, sino que se inscribe en la tradición humanística de reflexión profunda.
  • Pesé al título del libro, Sor Juana no muestra una conexión intelectual o afectuosa con  la Virreina María Luisa, Condesa de Paredes, a quien Juana Inés llama "Divina Lysi" en sus poemas. La amistad con ella, a decir de algunos biógrafos fue muy profunda. Sin embargo, el libro no lo relata así, la virreina pasa desapercibida en la obra. Entonces nos preguntamos, ¿a qué virreina se refiere el libro si no es a María Luisa? la respuesta la tenemos en la parte final de la obra- en mi opinión, mal resuelta, además  la descripción que el libro ofrece de la virreina no coincide con la imagen presentada en la portada-
  • La novela señala un hostigamiento por la Inquisición y el clérigo hacia Juana Inés, pero no menciona que la monja tuvo que firmar actas de fe renovada con su propia sangre, aunque afirma que por “iniciativa propia” Juana Inés hacia el final de su vida escribió con su sangre diariamente buscando alivio moral, al querer redimir lujurias y opacar deseos ( Sin embargo, la mayoría  los estudiosos de sor Juana afirma que el hecho de escribir con su propia sangre fue probablemente en contra de su voluntad, como respuesta a las presiones recibidas).
  • En el texto se narra que Juana Inés era astrónoma asidua que logró predecir el paso de un cometa cerca de la atmósfera terrestre, hecho que influyó en gran parte en un poema que se sugiere es Primero Sueño. No obstante, algunos estudiosos señalan que el poema lo inspiró otro suceso natural, entre ellos el investigador Américo Larralde Rangel[2] afirma que el poema Primero Sueño describe un eclipse lunar ocurrido en la ciudad de México el 22 de diciembre de 1684.
  • En el libro se muestran muchas rivalidades y deseos carnales  que mandatarios eclesiásticos sintieron hacia sor Juana, pero no menciona a su confesor el padre Nuñez de Miranda, personaje relevante y contradictorio en la vida de la décima musa.
  • Hacia el final del libro se dice en repetidas ocasiones que Sor Juana murió a la edad de 33 años, lo cual se contradice con su biografía que señala, que nació  el 12 de Noviembre  de 1651 y murió en abril de 1695, es decir, a la edad de 43 años (algunos biógrafos afirman incluso que sor Juana nació en 1648, esto apoyado en una acta de bautizo que se encontró a su nombre).

Vídeo promocional del libro  



    [1] El título de la canción es “Hoy que no estas”, que forma parte del disco “Más” interpretado por Alejandro Sanz en 1997
    [2] Este autor escribió el libro titulado “El eclipse del Sueño de Sor Juana” bajo la editorial Fondo de Cultura Económica en el 2011.
    Gómez, J.L (2010). El beso de la virreina.3era.ed.México:Planeta

    6 comentarios:

    Gracias por tu visita y comentario. Debo confesar que tuve que investigar, qué es "lml".

    Muchas gracias por esta anécdota. Me compraré este libro c:

    Que bien que te gusto la reseña y decidiste comprar el libro. Gracias, por la visita al blog. Slds!!!

    Respuesta a Sor Juana Soneto de Juan Cu

    ...porque a mis brazos duermes en mi lecho
    tu voz callada encuentra que no había
    quien te amara de amores satisfecho.

    Soy tu deseo Juana que en mi ardía,
    y en tu cabal mirada, yo sospecho
    que no será amor, tu bizarría.
    --De uno que sí te quería--

    Respuesta a Sor Juana. Soneto de Juan Cu

    Cuanto fatal veneno, mía Adhara,
    los buenos libros dejan su contexto
    a los pobres lectores so pretexto
    de escribirlos a quién se los pensara.

    Y no habría porqué la queja clara
    de aquellos sus lecturas en el texto,
    escribir con la mano al año sexto
    las memorias que en mi yo preguntara…

    Libros fueron impresos, dos, no más:
    los que se escriben unos a los otros,
    y los que se publican los demás.

    Nuestra vida es un libro que jamás
    muriéndo está, sí el tiempo de nosotros,
    escribe uno sólo, y nunca más.

    http://juancu1.wordpress.com/2013/07/05/sor-juana-ines-de-la-cruz-respuesta-a-un-soneto/

    Realmente creo que las ganas de comprar el libro se han ido, tal como has descrito su contenido, me lo pensaré.
    Gracias.

    Ary.

    Publicar un comentario

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...